Las ventajas de saber tocar el piano

Las ventajas de saber tocar el piano

Uno de los instrumentos más clásicos y conocidos es el piano. Son muchos los individuos que aprenden a tocarlo y practican día a día con diferentes fines.

Motivos por los que tocar el piano es benéfico

Quienes tocan el piano lo hacen porque les gusta y se sienten motivados. No obstante, muchos pueden desconocer que mientras realizan esta acción están beneficiando a su cerebro. 

Motivos por los que tocar el piano es benéfico

Es importante que antes de nada tengamos el piano adecuado, la recomendación de los expertos es obtener pianos en zonas de alta tradición musical. Barcelona es una de las ciudades más elocuentes en cuanto a reputación entre estos instrumentos. Sus «pianos Barcelona» se han ganado una fama a nivel mundial en los profesionales del sector.

Así, hay al menos cinco motivos por los que el piano es muy recomendable.

El primero es que tocar el piano mejora tu coordinación

Y esto casi de forma automática. Con este se ejercita la coordinación independiente y los movimientos con ambas manos que son las protagonistas de ello ya que, para tocarlo bien, es necesario llevar adelante movimientos diferentes al mismo tiempo.

Es en ese momento en el que tu cerebro debe ordenarle a cada mano por separado qué hacer, cómo accionar y cómo moverse por el teclado, siendo así una suerte de gimnasia cerebral que estimula varias áreas del mismo.

La segunda es que aumenta tu capacidad auditiva

Al estar prácticamente obligado a tener que escuchar con atención antes de tocar una canción o una pieza musical. Una contra que padece todo el mundo es que no se nace con un oído privilegiado y, por ende, hay que desarrollarlo, lo que termina siendo justamente el beneficio.

Lograr aprender una canción para tocar con el piano implica una habilidad auditiva que beneficia a la memoria verbal en tu propio idioma y generan que reconozcas más fácilmente las voces en un ambiente ruidoso.

Un don que acarrea beneficios en múltiples situaciones en las que hay voces de fondo, gritos y ruidos de otros elementos, por ejemplo, bocinazos de autos en medio de una calle o avenida.

Lo mismo en un bar o restaurante donde no estarás solo y siempre habrá ruidos que interferirá entre tú y el interlocutor.

La tercera es que tocar el piano incrementa la capacidad lectora

Es que aprender a leer música entrena tus habilidades de lectura. A diferencia de lo que debe hacer un niño de agarrar textos para practicar la fluidez en la lectura y la correcta pronunciación de las letras y palabras.

La tercera es que tocar el piano incrementa la capacidad lectora

Aquí debes descifrar la letra y combinarla con el mayor éxito posible, lo que indudablemente resulta algo más complejo y, por ende, benéfico al momento de lograrse.

La cuarta es que mejora la competencia lingüística

Tocar el piano implica leer partituras y traducirlas o convertirlas en movimientos con las manos. Dicho sea de paso, está comprobado por diversos estudios que los niños cuyos padres les enseñaron a leer música adquieren más adelante una mayor habilidad para aprender otro idioma.

Por eso se dice que el piano está vinculado con las capacidades de lecturas y comprensión de texto. Además, pese a ser algo que se puede iniciar a cualquier edad, cuanto más joven sea la persona mejor se desenvolverá y podrá dar cuenta de los beneficios obtenidos.

Tocar el piano optimizará tus habilidades con las matemáticas

Esto se debe a que las teorías musicales están basadas en esta asignatura. Al mismo tiempo hay estudios que revelaron que los alumnos que saben tocar ya sea el piano o algún otro instrumento consiguen mejores notas en matemática que quienes están alejados de la música.

Tocar el piano optimizará tus habilidades con las matemáticas

Son todas cuestiones que benefician al cerebro y a la cabeza del individuo que es en definitiva, la que maneja y controla todo y de la que dependen todas las reacciones, habilidades y destrezas en distintas situaciones y momentos cotidianos.

Como si fuese poco, los beneficios de tocar el piano vienen siendo estudiados desde hace siglos. Uno de ellos es la consecuencia del conocido efecto Mozart, que consistió en personas que, al escuchar una sonata de Mozart, podían resolver con mayor facilidad las tareas de orden espacio-temporal.

Sin embargo y en 1997 se desarrolló otro estudio con niños en el que se comprobó que las lecciones de música les permitían incrementar su razonamiento espacial. Había un claro antes y después de someterse a la prueba.

También se hizo otro experimento con ratas de laboratorio en crecimiento y estas se volvieron más eficaces en los laberintos.

Lo cierto es que la leyenda del efecto Mozart se difundió por casi todo el mundo y hasta llegó a convertirse en un mito que muchos pudieron comprobar. La gran contra fue siempre que algunos científicos discreparan de ello y mostraran escepticismo al respecto.

Tocar el piano aumenta nuestra capacidad intelectual

Claro está que hablar de inteligencia ya es otra cuestión más compleja y por eso es difícil y hasta ilógico decir que la gente se vuelve más inteligente al saber tocar el piano; pese a que demuestra mejoras, la inteligencia abarca muchas más cuestiones.

También hubo otras pruebas como el de Christopher Chabris que, a fines del siglo XX, llevó a cabo 16 estudios acerca del fenómeno de la neurociencia y concluyó en que el efecto era muy débil para ser válido.

Además, se ha demostrado que mejora el entendimiento artístico. Como es el caso con las obras de Miró, que participaron dentro de otro estudio relacionado.

Así, no desestimaba a quienes pensaban lo contrario, pero daba a entender que implicaría algo a criterio de cada uno. Es decir, quien pensara que obtuvo grandes resultados por dicha prueba apelaría a una cuestión pura y meramente personal que no significaría que fuera igual para todos.

La realidad es que quienes tocan el piano se sienten felices de ello y motivados; incluso personas ciegas que al perder el sentido de la vista potenciaron aún más el del tacto y el oído y los convirtió en grandes pianistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba