¿Qué porcentaje de éxito tiene la fecundación in Vitro?

¿Qué porcentaje de éxito tiene la fecundación in Vitro_

La fecundación in vitro o FIV consiste en una solución efectiva para numerosas parejas que no logran embarazarse de forma natural.

¿En qué consiste la fecundación in vitro?

La FIV se trata de una técnica a través de la cual se unen los gametos masculinos (espermatozoides) con los gametos femeninos (ovocitos), mediante un proceso realizado externamente al cuerpo femenino dentro de un laboratorio especializado y con el fin de lograr tanto la fecundación como el desarrollo embrionario inicial.

Pero antes de llevar a cabo dicho procedimiento, los ovocitos se extraen directamente del ovario a través de una punción llevada a cabo mediante la vagina.

¿Cuáles son elementos que influyen en el porcentaje de éxito de una FIV?

Entre los procedimientos que supone la fertilización In Vitro existen diversos factores o elementos que influyen sobre el porcentaje de éxito, dentro de ellos podemos mencionar principalmente los siguientes:

Un estudio previo donde se detecten patologías que afecten el resultado

Al detectar posibles alteraciones es posible tratar de solucionarlas antes de dar comienzo al ciclo de FIV, a fin de aumentar las probabilidades de éxito.

La edad de la paciente

Se trata de uno de los principales factores que influyen de forma directa sobre la reserva ovárica, motivo por el cual afecta la cantidad de óvulos que obtendrá cada mujer.

Mientras más óvulos, mayor posibilidad

Al contar con una cantidad suficiente de óvulos, es posible obtener un mayor número de embriones, pudiendo congelarlos a fin de llevar a cabo varios intentos.

MIENTRAS MÁS ÓVULOS, MAYOR POSIBILIDAD

La calidad de ovocitos y embriones

Suelen clasificarse los embriones en diversas calidades dependiendo tanto de su morfología como de su ritmo de división. La transferencia de embriones de buena calidad tiene una gran influencia sobre el éxito de la fecundación in vitro.

En mujeres con más de 42 años que son tratadas con óvulos de donante, suele conseguirse una tasa de éxito constante que ronda un 40-60%, razón por la cual es posible decir que la calidad ovocitaria consiste en el factor condicionante principal.

Asimismo la calidad endometrial tiene un importante papel, a pesar de que diversas investigaciones han señalado que no se trata de un factor tan decisivo como lo es la calidad de los ovocitos.

Que el laboratorio cuente con lo último en tecnología

Los laboratorios modernos que se encuentran correctamente equipados tienen una gran influencia sobre la mejora de la calidad embrionaria, lo que significa que afectan igualmente las posibilidades de éxito de una FIV.

No obstante hay que decir que a pesar de todos estos factores, en un 50% de los casos es preciso llevar a cabo un segundo intento usando embriones congelados tras el primer ciclo con el fin de conseguir el embarazo.

¿Cómo interpretar el porcentaje de éxito de una FIV?

En varios casos suele ser un poco complejo hablar sobre las estadísticas.

Sin embargo y con el propósito de comprender apropiadamente las posibilidades de éxito de la fecundación in vitro, resulta esencial tomar en cuenta a qué se refiere el porcentaje de éxito, pudiendo hablar por ejemplo, de:

Tasa de implantación

Consiste en el porcentaje de embriones transferidos los cuales logran implantarse dentro del útero materno.

Tasa de gestación por transferencia

Hace referencia al porcentaje de embarazos conseguidos tras transferencia de embriones que se lleva a cabo, sin tomar en cuenta la cantidad de embriones que se transfirieron.

Tasa de gestación por ciclo

Se trata del porcentaje de embarazos logrados tras cada ciclo de estimulación ovárica llevado a cabo, tomando en cuenta no solo las transferencias de embriones frescos, sino también de embriones congelados.

Dicho de otro modo, cuando el porcentaje de éxito de cada ciclo de FIV se encuentra entre 40-60%, las posibilidades del alcanzar el éxito serán durante un ciclo de estimulación ovárica serán de un 40-60%, aunque es probable que sea preciso llevar a cabo varias transferencias (embriones congelados durante el ciclo) con el propósito de conseguir dicha tasa de gestación.

Así que no hay que preocuparse al no lograr el embarazo después de la primera transferencia, dado que dicho porcentaje de éxito está determinado considerando todas las transferencias realizada en cada ciclo.

La tasa de embarazo a través de la transferencia de embriones congelados extraídos de óvulos propios ronda el 33-39%, de modo que al tener embriones congelados existen granes posibilidades de lograr el embarazo durante las siguientes transferencias.

Si los embriones congelados tienen una buena calidad, varias mujeres suelen obtener mejores resultados al trasferir embriones congelados de los que podrían lograr con embriones frescos, lo cual se debe a que el endometrio tiene mayor receptividad.

Cifras que animan a continuar

Normalmente la media de embarazos en cada ciclo iniciado ronda el 29-35%, a pesar de que es posible que dicho porcentaje varíe entre un 10-40% dependiendo de las circunstancias específicas de cada mujer.

Esto se debe a que al no funcionar los procedimientos elegidos en un principio por ser los más apropiados, los especialistas pueden plantear otras opciones.

Un 80% de las gestaciones ocurren durante los tres primeros ciclos de fecundación. Después de lograr el embarazo a través de esta técnica de reproducción asistida, las posibilidades de que continúe sin que se presente riesgo de aborto son equivalentes a las probabilidades correspondientes según edad y el estado clínico de la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba