¿Qué es una huelga a la japonesa?

¿Qué es una huelga a la japonesa?

Se conoce en España y en algunos lugares de Latinoamérica al término “Huelga Japonesa” como un modo de protesta nipón contra sus empresas mediante el cual, a diferencia de cualquier otro tipo de huelga en la que el trabajo se detiene, en este caso se intensifica, para generar sobreproducción que le terminaría generando pérdidas al empresario.

¿Qué es una huelga a la japonesa?, ¿Mito o realidad?

Pero ¿Los japoneses realmente realizan este tipo de huelgas?, ¿Es esto una verdad o un mito surgido en España? En el siguiente informe desvelaremos el misterio.

En Japón, ni noticia de las huelgas japonesas

Con el paso de los años se ha consultado a fuentes japonesas especialistas en el ambiente laboral, incluso se han realizado estudios de campo para comprobar la existencia de las míticas huelgas japonesas en donde sería su país de origen, pero todos estos han dado resultados nulos, por lo que la huelga japonesa es un mito de los españoles.

En Japón, ni noticia de las huelgas japonesas

Así nos dimos cuenta de que cuando los japoneses se manifiestan y realizan huelgas lo hacen de una manera muy similar a la forma en la que se llevan a cabo en el mundo occidental, mediante paros e incluso las denominadas “huelgas de Celo”, que representan un detenimiento por cuestiones burocráticas al generarse tiempos muertos de trabajo luego de haber seguido al pie de la letra todas las normatividades que tiene la industria.

El único lugar donde hubo huelgas japonesas es en España

Después de darnos cuenta de que en Japón no existen huelgas japonesas y que es solo una forma de denominarla, como la ensaladilla rusa no está en Rusia o la naranja china es desconocida en la misma China, revisamos la historia española y nos enteramos de que en España sí hubo una huelga a la japonesa.

Joyeros de Sevilla

Este parece ser el primer antecedente del concepto de huelga japonesa. En el año  1983 y en Sevilla, los joyeros decidieron protestar y lejos de parar su producción, tomaron la decisión de abrir sus comercios el día sábado por la tarde, cuando regularmente están cerrados.

Esta idea de trabajar más para protestar parece haber sido la piedra fundamental del mito de las huelgas japonesas.

Farmacéuticos

Este tipo de protesta vino por medio de los farmacéuticos en el año 1985, cuando decidieron trabajar más horas de las estipuladas para protestar contra la reducción en los medicamentos del beneficio comercial para las farmacias.

Hosteleros de Málaga

En el año 1997, pequeños comerciantes hosteleros del Maresme y el Vallés Occidental han puesto en marcha una protesta japonesa en repudio a la instalación de un comercio de gran superficie.

Estudiantes

En el año 2011 los estudiantes universitarios barceloneses decidieron ocupar las bibliotecas públicas y ponerse a estudiar, en repudio a las políticas educativas que se llevaban a cabo.

Taxistas Valencianos

En febrero de 2013, los taxistas de Valencia se unieron y acudieron a este supuesto modo de protesta japonés ofreciéndole a los peatones viajes gratis a cualquier parte donde se dirigieran en la ciudad.

Así fueron las huelgas más importantes en Japón

Durante el siglo XX y especialmente entre los años 50, 60 y 70 en Japón se llevaron a cabo las huelgas laborales más importantes de ese país. Pero lejos estuvieron de ser al estilo de lo que conocemos como huelgas japonesas.

Entre los años 1953 y 1960 Japón tuvo tres fuertes levantamientos a causa del pedido de la patronal de dar de baja voluntariamente a miles de trabajadores. Estos se negaron a retirarse de manera voluntaria y la empresa procedió a despedirlos directamente y fue entonces cuando sobrevino el conflicto.

Así fueron las huelgas más importantes en Japón

La consecuencia de estos despidos desmedidos fue una huelga parcial, es decir que no detuvieron toda la producción, sino que bloquearon las salidas, lo que produjo pérdidas millonarias para la patronal minera.

Esta parcialidad en el tipo de huelga es quizás lo más cercano a lo que en España se llama huelga japonesa.

En el año 1959 volvieron las reducciones a la mina, mediante un plan que pretendía nuevamente las bajas voluntarias de miles de empleados. Esto llevó a un proceso de huelgas durante dos días semanales.

Las consecuencias

Divisiones sindicales y la exigencia de incorporar a miles de personas que  habían quedado sin trabajo. Un clima de violencia se apoderó de la mina durante diferentes enfrentamientos que llevaron a la muerte de dos personas y dejó miles de heridos y arrestados.

Huelga de ferrocarriles

En diferentes momentos de la historia se han registrado conflictos gremiales en los ferrocarriles japoneses.

La empresa Japan National Railways también vivió conflictos gremiales que derivaron en una huelga mediante la cual se bloquearon las vías para impedir el paso de los trenes por las ciudades más pobladas.

Más cercana en el tiempo y menos violenta, en el año 2017, una huelga dejó varios ferris suspendidos en el área de Nagasaki dejando un total de 2000 afectados.

En conclusión, esta teoría de exceso de producción para realizar una huelga es un invento netamente español. Las huelgas que llevaron a cabo los japoneses a lo largo de la historia son exactamente iguales al estilo de huelga que se realiza en cualquier parte del mundo. El resto es puro cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba